composer i producer i pianist

Duende es una palabra sin traducción que fue definida por Lorca como el “poder misterioso que todos sienten y que ningún filósofo explica”. A través de su música, el compositor, productor y pianista Pablo Mirete Godoy trata de capturar la esencia del duende sin olvidar la dimensión intelectual del arte.

 

Pablo se trasladó de España a Boston en 2015 para cursar sus estudios en  Berklee College of Music, justo después de convertirse en Embajador de la Fundación Cultural Latin GRAMMY. Habiendo recibido su "Beca Talento" así como becas de Berklee College of Music, Pablo está actualmente estudiando un doble grado en "Composición y Producción de Música Contemporánea” y  “Professional Music”. Antes de eso, Pablo recibió una beca para estudiar en Canadá, dónde obtuvo el primer premio en cuatro de las categorías más altas del Ottawa Kiwanis Music Festival. Su viaje a través de estos países, su educación en música clásica y jazz y las influencias de la música tradicional de su tierra natal se reflejan en una obra llena de color.

 

Durante los últimos años, Pablo ha ido transformándose en alguien cada vez más activo en el ámbito del cambio social y actualmente está  trabajando en distintos proyectos que utilizan la música como medio para este propósito. En 2016 obtuvo una plaza para viajar a la selva mexicana y España con la Ruta Quetzal, programa con el que tuvo la oportunidad de seguir explorando las posibilidades del emprendimiento social y estrenar una de sus últimas composiciones para orquesta de cámara. A su regreso a Estados Unidos, estuvo trabajando como arreglista de tango y música latina para el concierto de Pablo Ziegler en el Berklee Performance Center y  el show “Divas Latinas” respectivamente. Recientemente, una de sus últimas canciones, “Niño Vuelve”, fue interpretada en el Latin America VIVE Music Festival coincidiendo con su viaje a Abu Dhabi para participar en el Global Cultural Leadership Summit con The Canales Project, fundación sin ánimo de lucro en la que fue becario.

Actualmente, sigue trabajando en Comusaic, proyecto que fundó con la intención de mejorar la integración de las personas en búsqueda de asilo en Europa a través de la música. Al mismo tiempo, trabaja como Asistente de Laboratorio Musical al tiempo que colabora con distintos grupos activistas y compone nueva música. Este verano trabajará produciendo y desarrollando proyectos con la ONG neoyorquina Found Sound Nation.